El análisis de los estados financieros es un proceso necesario en toda empresa, ya que permite a la
junta directiva, inversores o empresarios evaluar la posición financiera presente y pasada de una
empresa.

El objetivo del análisis financiero en las empresas es para proporcionar información inversores o
empresarios sobre el costo y beneficio que tiene la compañía, para la toma de decisiones.

Dentro de lo básico que debe de tener una empresa en los estados financieros son:
• El balance general: permite saber cuánto y donde ha invertido, cuanto de ese dinero
proviene de inversores y cuanto proviene de capital propio.
• El estado de resultados: permite conocer de manera detallada los ingresos, gastos, el
beneficio o perdida que se produjo en la empresa.
• El flujo de caja: permite conocer las entradas y salidas netas de dinero de una empresa en
un periodo determinado.

La información del análisis financiero es de gran utilidad en las empresas para:
• La administración: que le ayudará en la toma de decisiones, rendimiento, crecimiento y
desarrollo de la empresa.
• Los Propietarios: Para conocer el avance financiero de su negocio y su rentabilidad.
• Los Acreedores: Le sirve para conocer la solvencia que tiene la empresa y la garantía del
cumplimiento de sus obligaciones.
• La Superintendencia de administración tributaria (SAT): Le sirve para determinar si el pago
de impuestos y contribuciones son las correctas.

Los estados financieros son los documentos que debe de preparar la empresa al terminar el ejercicio
contable con el fin de que se conozca la situación financiera y los resultados obtenidos en la
actividad del periodo fiscal de la empresa.

Además, los estados financieros de una empresa son la manera de dar a conocer si cuenta con
solvencia suficiente para su crecimiento o inversión a mediano y largo plazo y de esa manera
impulsar la productividad y rentabilidad de su negocio.

Por ese motivo es importante que todo profesional se actualice y se capacite constantemente sobre
la normativa fiscal de su país.