Las habilidades blandas o soft skills es la pericia de socializar con las personas que nos rodean.

Es una agrupación de nuestra personalidad que nos permite la comunicación de nuestras competencias a nivel social y laboral.

Esas competencias nos permiten integrarnos y mantenernos siempre motivados para dar buenos resultados en el ámbito laboral y personal. Implica una serie de actitudes que se manifiestan de la siguiente manera: la intuición, la empatía y la inteligencia emocional.

Dentro de las empresas es importante las habilidades blandas, debido a que no solo valoran las habilidades específicas para un puesto de trabajo; también la forma de comunicar, organizar y la adaptabilidad del colaborador, porque son las destrezas que más importancia le dan en el mercado laboral.

Las habilidades blandas o soft skills dentro de las empresas son importantes hoy en día, porque actualmente en el ámbito empresarial no solamente valoran las habilidades específicas para un puesto de trabajo; también toman en cuenta la forma de comunicar, organizar y la adaptabilidad del colaborador, porque son las destrezas que demandan en el mercado laboral.

Algunas habilidades blandas en el ámbito empresarial:
Puntualidad: No es solo llegar a la oficina en el horario asignado, es comprometerse en realizar cada tarea en tiempo, respetando los plazos establecidos.
Escucha y comunicación: La persona debe tener una escucha activa, y no solo se aplica a la expresión verbal sino también la forma escrita, por ejemplo: correos electrónicos, actas, reportes claros, etc.
Responsabilidad: Se aplica en lo positivo y negativo de la gestión del puesto de trabajo y se debe de asumir los errores y no culpar a otros.
Liderazgo: Son habilidades gerenciales o directivas para influir en forma positiva en un equipo de trabajo haciendo que las personas laboren con entusiasmo para logros de metas y objetivos empresariales.
Trabajo en equipo: Aprovechar la habilidad y fortaleza de cada integrante del equipo de trabajo nos dará un resultado final mayor que un aporte individual.
Resolución de problemas: Buscar soluciones que den respuesta a situaciones que lo requieran y avanzar para alcanzar los objetivos empresariales.

Por esa razón, es importante que las empresas formen, capaciten y moldeen a sus colaboradores en las habilidades blandas que necesiten dentro de la organización; esas capacitaciones les permiten formar a los colaboradores y líderes en modales, ética laboral y al final tendrán una ventaja sobre su competencia.