fbpx

La comunicación asertiva hace referencia al buen manejo de los recursos de comunicación que una persona tiene y permite desarrollar relaciones interpersonales positivas y beneficiosas.  Hay que hacer notar que la comunicación es la herramienta más potente que tenemos a nuestra disposición para desarrollarnos de forma equilibrada y construir nuestras relaciones personales. Aprender a utilizarla de forma eficiente puede ser fundamental en todas las áreas de nuestra vida.

De hecho, la comunicación asertiva puede ayudarnos a relacionarnos mejor con nosotros mismos y con los demás. Con el paso del tiempo, haber desarrollar una buena comunicación puede repercutir en muchos aspectos de nuestra vida, por ejemplo: nos ayudará a sentirnos más integrados socialmente; favorecerá la confianza en la capacidad expresarnos y mejorará nuestros niveles de autoestima, etc.

A continuación, compartimos unas estrategias que nos brindará una buena comunicación asertiva:

Saber decir “No”:  El secreto de la asertividad no se trata de decir lo primero que pensamos, tampoco de asumir siempre los deseos de otras personas; es necesario ser pacientes y comprensivos con los demás, sin renunciar a la libre expresión eso significa que cuando hay que decir “no” se debe decir de la mejor manera sin ser ofensivos con los demás.

Aprender a escuchar: Saber escuchar es un punto fundamental para ser asertivos, se debe aprender a escuchar a los demás teniendo empatía para poder entender sus puntos de vista, de esa manera estaremos en disposición de comunicar nuestras propias emociones y llegar a ellos de una forma eficiente y positiva.

Evitar Prejuicios: La mejor forma de conocer a nuevas personas es dándole la oportunidad de comunicación y relación interpersonal para evitar anteponer la percepción que tengan los demás de esa persona en particular y de esa manera se puede conseguir una relación y comunicación efectiva, productiva sin anteponer prejuicios de valor en las personas.

Aprende a expresar tus emociones: Los errores en la comunicación tienen como elemento común asumir que las personas saben lo que nos está pasando; es un grave error pensar de esa manera, no podemos pretender que todas las personas a nuestro alrededor saben cómo nos sentimos si nosotros no lo hemos puesto en palabras. Así que una buena forma de practicar la asertividad es hablando, comunicándonos, mostrándonos frente a las personas que nos rodean tal cual somos y de esa manera evitaremos entristecernos, sentirnos ofendidos o pensar que somos indiferentes para ellos y al final es un mal entendido que terminará de una forma negativa.

En definitiva, podemos decir que una comunicación asertiva se debe realizar en todas las áreas de nuestra vida y en nuestras relaciones interpersonales, además se debe de aprender y ejercitarse constantemente en toda nuestra vida; es importante saber expresarnos y transmitir nuestras emociones apropiadamente para tener una vida emocional saludable y feliz.