fbpx

Un hábito es el resultado de todas esas acciones que realizamos de forma mecánica, porque ya las hemos repetido un número de veces suficiente para que queden grabadas en nuestra rutina, y por lo tanto no requieren que les prestemos atención o esfuerzo para llevarlas a cabo. Por ejemplo: cuando apagamos las luces de la casa, cepillarnos los dientes todos los días, entre muchas otras acciones, etc.

 Seguro que esto no es nada nuevo y que ya sabes la importancia que tienen los hábitos, pero lo que de verdad nos cuesta a todos es mantenerlos, ¿verdad? Los típicos propósitos de año nuevo: hacer ejercicio, comer saludable, mejorar el inglés. Empiezas una semana o dos, y al final acabamos dejándolo.

Aquí tienes 4 claves para crear nuevos hábitos positivos y desarrollarlos con éxito:

Clave 1 Empieza de menos a más hábitos: Debes empezar con uno o dos hábitos a la vez y cuando los tengas consolidados, pasa a los siguientes de acuerdo a tus prioridades. Por ejemplo: si quieres levantarte más temprano, empieza con 10 minutos, luego aumentarlo a 20 minutos hasta lograr tu objetivo.

Clave 2 Delimita un plan: Cuando se trata de cambiar un hábito van a aparecer excusas y obstáculos, así que debes preparar de antemano un plan que te ayude a minimizar los riesgos de fallar. Por ejemplo: Si tu hábito es de ejercitarte entonces debes de preparar la noche anterior la ropa deportiva, los tenis o si quieres evitar usar el celular desconecta las notificaciones, el sonido y déjalo lejos de tu vista.

Clave 3 Usa alarmas o avisos: Es importante que escribas tus nuevos hábitos, pero debes ayudarte con avisos o alarmas visibles en lugares estratégicos de tu casa o trabajo. Ejemplo: coloca avisos en la pared de tu dormitorio, en el espejo del baño o en el refrigerador, para no tener excusas de olvido. Todo esto te hará más enfocado o alineado de acuerdo a tus propósitos planificados.

Clave 4 Festeja tus avances: No seas duro contigo mismo, aunque hayas fallado un día habrá muchas veces que si lo has hecho bien. Valora esos días y celebrarlo, eso te dará más ánimos para seguir adelante, es importante que te mantengas motivado. Por ejemplo: Si tu habito es bajar de peso y haz logrado bajar de medidas, entonces tu recompensa seria comprar alguna prenda que haga resaltar tus logros.

Para finalizar, la única forma de lograr crear un nuevo hábito es repetirlo las veces que sea necesario hasta que se vuelva una acción automática y parte del estilo de vida, para eso se necesita ser constante, estar motivado y tener el plan definido apoyándote con las cuatro claves definidas con anterioridad para tener éxito.