fbpx

Para empezar, preguntémonos ¿Qué puede ser la esencia de una persona? La esencia se puede definir como el cuerpo y mente de la persona que manifiesta un carácter único e irrepetible que viene a cumplir un propósito de vida enfocado en dejar un legado que trascienda de generación en generación.

Cabe considerar, que el mundo está poblado por una gran cantidad de individuos y toda esa población existe para ser únicos, puede haber personas parecidas, pero jamás serán iguales porque su carácter es diferente, la forma de relacionarse también, y el aporte o contribución que hacen en la sociedad es único. Significa que el valor está en ser autentico no en una copia o una réplica de ser humano.

Dentro de este marco, es indispensable consolidar algún propósito en su vida, una meta, un objetivo o hacer algo que trascienda en cualquier área de su vida, es decir que la existencia de los seres humanos debe tener un norte para los actos que realiza en la vida, para ser la mejor versión de sí mismos; eso los hace auténticos, les otorga un valor que nadie podrá alcanzar en esta tierra.

Debe señalarse que el ser humano nació para vivir en grupos no puede vivir aislado o en soledad, es necesario que interactúe con las demás personas para poder alcanzar el potencial y ser autentico.

Dentro de este orden de ideas, las personas que existen en este mundo si no encontraron su esencia de su existencia, se les observa como individuos tristes, incompletos y en la peor de las situaciones fallecen en forma anónima o simplemente dejaron de existir sin cumplir su propósito de vida.

Para finalizar, parece que los seres humanos estamos programados para recordar a otros por tres razones:

  • Su carácter: Es el proceso de encontrar la mejor versión de sí mismo.
  • Sus relaciones interpersonales: Es conectarse con los demás a través de, el amor, compasión, ser auténticos, servir a otros y ser útiles en la sociedad.
  • Sus contribuciones: Pueden ser intelectuales, materiales y/o económicas que trasciendan de generación en generación.